telefonop de contacto 924 479 965 - 626 606 679


Terapia Humanista

Este tipo de terapia, desarrollada por Carl Rogers, tiene como característica que pone el foco de atención y se centra en el paciente únicamente, en sus experiencias, emociones, sentimientos, creencias, estado actual y demás aspectos significativos para este, para devolverle únicamente lo que es expresado por él mismo y que pueda sentir la empatía, aceptación, comprensión y validación de sus sentimientos. Esto se consigue crear a través de en un clima terapéutico denominado “útero psicológico”, en el que el paciente se encuentra cada vez más cómodo para desarrollar su propia exploración interior o insight y mostrarse ante él mismo tal como es. La relación entre terapeuta y paciente es basada en tres principios necesarios para que el paciente pueda desarrollar el cambio y el encuentro terapéutico sea un cambio en sí mismo. Estos principios que marcan la relación terapeuta-paciente son la autenticidad, la empatía y la aceptación incondicional de la persona tal como es, sin prejuicios y sin ánimo de juzgar las experiencias contadas, ni a la persona por las decisiones tomadas y forma de actuar. El resultado es que el paciente trabaja sobre sí mismo con el objetivo de que se vayan produciendo cambios en su vida a medida que se desarrolla el proceso y crece personal e interiormente.